Dynamo, el mago de lo imposible

Hoy le dedicaremos unas líneas a uno de los magos jóvenes que más huella ha dejado a nivel internacional estos últimos tiempos. Hablamos del británico Steven Frayne, más conocido como Dynamo. A parte de ser una de las revelaciones de la escena inglesa de la pasada década, Frayne es todo un personaje, con una vida interesante, un talento desbordante y, como todos los grandes, un profundo sentido del espectáculo. ¿Lo queréis conocer un poco mejor?

Nada es imposible para nuestro amigo Dynamo…

Steven nació en Bradford, una de las grandes ciudades del anodino centro de Inglaterra, cerca de Leeds, el 17 de diciembre de 1982. Hijo de madre inglesa y padre pakistaní, su infancia no fue nada fácil. Criado por sus abuelos, en la escuela fue víctima de acoso desde bien pequeño, un hecho que lo marcaría para siempre y que, tangencialmente, lo acercaría al mundo de la magia. A menudo cuenta que el primer truco que aprendió fue gracias a su abuelo, y consistía en hacer ver que era muy fuerte y que los demás niños no le podían poner la mano encima. Las adversidades, sin embargo, no acabarían aquí: ya de adolescente le diagnosticaron que sufría la engorrosa enfermedad de Crohn, y a los 17 años le tuvieron que extraer medio estómago. Hoy en día esta afección todavía le dificulta mantener un ritmo estable de actuaciones. El abuelo paterno siempre fue una figura capital en la vida de Steven, y quien le introduciría en una afición apasionada por el ilusionismo. Así fue como nació, poco a poco, Dynamo, el mago de lo imposible.

La medicación ha afectado mucho su aspecto físico…

Aunque este famoso apelativo se lo ganaría a partir del show televisivo Dynamo: Magician Impossible, un documental sobre su vida emitido entre 2011 y 2014 y que se convirtió en un éxito fulgurante y un auténtico fenómeno de masas en el Reino Unido, la carrera de Dynamo, como todas, empezaría con un perfil más bien bajito, aprendiendo de forma autodidacta y especialmente a través de sus viajes a los Estados Unidos, principalmente a Luisiana. Eso sí, cuando Steven empezó a acumular cierta fama, sobre todo a partir de su primera aparición en televisión, en el programa Richard & Judy (Channel 4), ya no hizo más que subir y subir como la espuma. Enseguida se convirtió en un fijo en los programas televisivos más vistos de las islas británicas, y, más importante aún, supo trabajarse a la perfección sus colaboraciones con artistas famosos (Naomi Campbell, Robbie Williams, One Direction…) y estrellas del mundo del espectáculo, además de toda una serie de actuaciones mediáticas y apariciones en numerosos anuncios para marcas tan grandes como PEPSI, Adidas, NOKIA o British Airlines. En definitiva, un maestro del márquetin y, al mismo tiempo, una persona comprometida socialmente, como demuestra su programa de ayuda a los refugiados sirios.

Caminando sobre las aguas del Támesis

Dynamo, el mago de lo imposible? Más bien todo es posible con un poco de magia…